Carta de Zelda Fitzgerald a Scott Fitzgerald

15:43


Cielo,
Por favor, por favor, no seas tan depresivio.-Nos casaremos pronto, y entonces esas noches solitarias habrán acabado para siempre-, y hasta el momento, te estoy queriendo, queriendo cada pequeño minuto de la noche y el día.-Tal vez no entiendas esto, pero, a veces, cuando más te echo de menos, es cuando más me cuesta escribir.-y tú siempre sabes cómo me comporto conmigo misma-El dolor de todo ello.-Y no puedo contártelo. Si estuviéramos juntos, sentirías lo fuerte que es.-Tú eres tan dulce cuando te pones melancólico. Me encanta tu tierna tristeza.-cuando te he hecho daño-Esa es una de las razones por las que nunca lamento nuestras discusiones.-Y a ti te molestan tanto.-Esas, querido, esas pequeñas quejas, cuando yo siempre trato de besare y hacerte olvidar.
Scott, no hay nada en el mundo que quiera más que a ti.Todas las cosas materiales no son nada. Odiaría vivir una sórdida existencia sin color, porque tu pronto me querrás menos y menos.Y haría cualquier cosa- cualquiera- para tener la llave de tu corazón.No quiero vivir- quiero amar primero, y vivir inintencionadamente... No lo hagas.-Nunca pienses en las cosas que no puedes ofrecerme.- Tú has confiado en mí con el corazón más abierto de todos- y eso es mucho más de lo que alguien ha tenido en todo el mundo.
¿Cómo puedes pensar tan deliberadamente en la vida sin mí?- Si tú murieses- Oh, querido- querido Scott- Me quedaría ciega... No tendría ninguna función en la vida, solo ser una bonita decoración. ¿Acaso no crees que fui hecha para ti? Tengo la sensación de que me has encargado, y por eso he sido entregada a ti. Para ser llevada. Quiero que me lleves, como a un reloj. Y, entonces, cuando estemos solos, quiero saber que no puedes hacer nada sin mí.
Con todo mi corazón-
Te quiero
Más cartas aquí

You Might Also Like

0 comentarios

Seguidores